La ciudad agua

Por: León, desde el Pantano la Libélula

Recorrido en el Humedal La Libélula

Las ciudades del mundo se caracterizan por algo, por una esencia, por un estilo,  por un algo que las identifica. Yo no podría decirles en que se caracterizan muchas de esas ciudades, la verdad poco he salido de Bogotá y dirían algunos académicos que mi capital cultural es muy escaso.

Teniendo en cuenta lo anterior, si podría decir que Bogotá se caracteriza por ser una ciudad de Agua. Eso es esta ciudad, Agua por todos lados, Agua por aquí y Agua por allá, en fin, mucha Agua.

Gente de agua, Humedal La Libélula

Somos Agua, porque nuestro territorio es de Agua. Precisamente, hace unos cuantos años, cuando los colonizadores españoles empezaron  a conocer estas tierras, se encontraron con una gigantesca laguna que tuvieron que bordear buscando un lugar donde asentarse. Encontraron el centro de Bogotá,  como el lugar indicado y desde allí se comenzó un gobierno colonial del cual somos producto y en el que ellos, hombres de espada, heterosexuales, blancos y ricos usaron el agua de los páramos y los cerros para sus necesidades, pero a la vez la fueron secando para permitir que cada vez cupiera más gente.

Digo que esta ciudad es Agua y somos Agua porque a pesar de la transformación cultural de este territorio, el Agua se presenta y busca su cauce natural y por eso las inundaciones, los deslizamientos, las filtraciones en los muros de las casas y todas aquellas cosas que pasan en la ciudad Agua.

Entonces si buscáramos culpables, los culpables no son los páramos, ni las montañas, ni las lluvias, ni los ríos, ni las lagunas, pero tampoco es la gente que por distintas razones, económicas, políticas y culturales tuvieron que migrar a esta ciudad y ubicarse sobre las riveras de los ríos, sobre los pantanos o los páramos. Los culpables son los hombres de espada que ordenaron a Santa fe de Bogotá como se les dio la gana, solo por sus intereses, acabando culturas milenarias, saqueando los recursos naturales y literalmente “cagandose en el Agua”.

Flora del Humedal Libélula

Esa es la realidad histórica de esta ciudad, capital de Colombia, centro financiero de la oligarquía lumpen de este País, donde el Agua resiste y pervive a pesar de que se le intenta taponarla con cemento, ella lo vence y además esparce semillas donde antes no había y se activa la memoria del territorio, para que sea lo que es.

Mientras eso pasa, diseminadas en la ciudad se encuentran experiencias de gente muy gente, que han entendido la importancia de las Aguas para la vida del planeta y llevan muchísimos años luchando por la defensa de los últimos vestigios de la gran laguna, que son los Pantanos de Bogotá, estos aún conservan plantas y animales propias de este territorio y son muestra viva de la memoria, se encuentran gente muy gente que defiende Quebradas y Ríos que son las venas del territorio.

Estas gentes están allí, gentes diversas, multiculturales que aún siguen luchando, aunque otras perdieron ese ánimo, y las absorbió la contratación y ahora son mercaderes, u otros simplemente quedaron aislados porque el estamento encerró sus pantanos o canalizo sus ríos y dejó la suerte de estos lugares a la contratación pública y prohibió la acción popular y comunitaria en estos lugares.

Estas gentes que se conservan, de pronto tristes o frustradas, están allí, siguen y se mantienen en sus sanas terquedades, creo que estas personas deben ser quienes orienten lo que la administración de turno ha llamado la gobernanza del Agua.

Sumapaz

Ellos y ellas hombres y Mujeres, tienen la experiencia suficiente para saber que la gobernanza del Agua no es pensar en ¿cuánta plata se va a destinar para recuperar las rondas hidráulicas de los ríos?, o para la limpieza de los pantanos o cuántos talleres necesita la gente sobre gobernanza del Agua,  no se trata de solucionar parcialmente el problema de las inundaciones en la ciudad, no se trata de foros, ni de expertos, no se trata de cobrarla o no cobrarla, no se trata de eso y la gente guardianes y guardianas del Agua lo saben.

La gobernanza del Agua hecha desde la gente, ¿Quién sabe si desde la administración?, es entender que:

  1. Somos Agua, nuestros cuerpos mayoritariamente están hechos de Agua y si somos seres vivos quiere decir que el Agua es un ser vivo.
  2. Toda actividad humana de transformación de la materia, es decir el trabajo, necesita Agua, eso quiere decir que el Agua al igual que el trabajo dignifica.
  3. No existe una sola Agua, son múltiples Aguas en diferentes manifestaciones, con igual importancia entre ellas, es decir que nuestro sudor es tan importante como los ríos, las lagunas como lo pantanos, y así, desde esta lógica, como ilógica pero al fin y al cabo nuestra, podemos ir entendiendo que la Gobernanza del Agua sobrepasa el escenario de la administración, para que realmente el Agua sea quien gobierne, la vida de los seres del planeta.

Es indiscutible, que la gente deba preguntarse ¿qué entiende la Administración de la Ciudad Agua  por el tema de la gobernanza del Agua?, debe preguntarse por ¿Quién administra los grandes proyectos en temas del Agua?, pero sobre todo la gente debe preguntarse en como resolverá la administración de la ciudad Agua, el problema de proponer un gobierno del Agua, cuando andan despacio, pero andando megaproyectos de carácter internacional, por ejemplo en la Cuenca del Tunjuelo, que intentan desviar el Río, que intenta construir hidroeléctricas en el útero del Agua, por todo esto debe preguntarse la gente.

Festival por el río Tunjuelo Navegando por el río Tunjuelo

Cuando esto este preguntado y contestado, la gente digna que defiende el Agua, desde los Pantanos, desde los ríos, las quebradas, desde las lluvias etc., tendrá una propuesta de vida para el resto del Planeta, al fin y al cabo ¿A quién le compete mas que a la ciudad Agua, resolver los asuntos existenciales del Planeta Agua?

Deja una respuesta

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: