La Enea como planta invasora en los humedales de Bogotá

Por: Daniel Bernal.

Humedal de Techo

La Enea (Typha latifolia) es una planta muy común de nuestros humedales, se le conoce también como : anea, tifa, espadaña, junco de estera, junco de la pasión, totora, caña de la pasión.

Es una de las plantas más altas del género, ya que puede alcanzar los 3 m de altura. Tiene grandes matas de follaje verde medio. Sus tallos son erectos. Las hojas miden hasta 18 mm de ancho. Sus flores son espigas en formas de cigarro, de 30 cm de largo; las masculinas se encuentran en la parte superior y las femeninas en la inferior. Puede ser extremadamente invasiva (Cheers et al. 2006) (8).

En algunas regiones del país se le llama totora, del quechua tutura, con el que se designan plantas usadas para hacer esteras o en construcción (9). En los humedales de Techo, Torca y El Salitre existen algunos de gran porte.

Enea, frontera con el barrio Lagos de Castilla

La enea se utiliza para la fabricación de silletería y canastos.

Esta planta se encuentra en casi todos los humedales. En cantidades desmedidas y hasta invasiva en los humedales de: Santa María del Lago, Torca, Tibanica pero especialmente en el humedal de Techo.

En nuestra última visita al humedal de Techo vimos como la administración ha retirado muchas eneas de los espejos de agua, sin embargo, el trabajo es mucho y la enea crece descontroladamente.

Eneas cortadas para compostaje Eneas

Debido a este problema, nació la idea de reunir comunidad y amigos para retirar de manera manual plantas invasoras que vienen afectado al humedal.

Con algunas de las Eneas retiradas realizaremos tejidos y artesanías.

Este es un llamado para movilizarse y no dejar desaparecer el Humedal de Techo.

A continuación el micrositio del evento:

http://humedalesbogota.com/tejiendountecho/

Enea

Autor: Daniel Bernal, daniel@humedalesbogota.com, twitter: @danielbernalb

Daniel Bernal

Ciencia ciudadana y #CalidadDelAire @aireciudadano, @SapiensCol, @humedalesbogota, @ReservaVDHammen, @REtroCDs; activismo ambiental; Yoga Veg; Ing electrónico.

Deja una respuesta

8 comentarios sobre “La Enea como planta invasora en los humedales de Bogotá

  • el julio 30, 2013 a las 8:38 am
    Permalink

    Buenos dias Daniel Bernal y Humedales Bogota. Gracias por compartir estas noticias para todos. Queria dejar un comentario al escrito de Enea. Considero que NO ES UNA ESPECIE INVASIVA en el sentido biológico, ella es propia de los humedales de la sabana. Es una especie que se ve favorecida por ciertas condiciones, entre otras por el nivel freatico, y desafortunadamente lo que implica para muchos humedales es que sus rondas fueron rellenadas y su area reducida a tal punto que cada vez hay menos espacio para que naturalmente cuando hubiera inundaciones, algunas de esas aglomeraciones en los bordes murieran y otras se generaran en uno nuevo.Seria importante poder conocer cuanto crece o se agrande el area de Enea hacia el espejo de agua a través del tiempo, ya que no se si se sepa cuanta agua le entra al humedal o su dinamica hidrica.
    Gracias

    Respuesta
    • el julio 30, 2013 a las 10:51 am
      Permalink

      Gracias por el aporte Sergio, muy apropiado. En el articulo hablo de la planta cuando se comporta como invasora y no que es invasora.

      Respuesta
  • el agosto 8, 2013 a las 2:03 am
    Permalink

    A Daniel y Sergio felicitaciones por escribir sobre esta importante especie, la aclaración de Sergio es fundamental pues el título del artículo puede conducir a una mala imagen de especies que son necesarias en los humedales para mejorar la calidad del agua y permitir restablecer los ecosistemas. Estoy escribiendo una nota mas extensa sobre este tema que compartiré, si me permiten en este destacado espacio

    Respuesta
  • el agosto 8, 2013 a las 2:53 am
    Permalink

    Ampliando mi anterior nota: en primer lugar es necesario saber que este tipo de plantas se conocen como Macrófitas y crecen en forma natural en la mayoría de los humedales del mundo situados en distintos pisos térmicos. Su función dentro de un ecosistema es aportar oxígeno al agua y al hacerlo, este elemento contribuye a que se den las fermentaciones aeróbigas. Estas fermentaciones producen rompimiento de las moléculas de compuestos que han tornado estos espacios en sitios donde la vida que se desarrolla no sea benéfica, por lo tanto el agua que entra en contacto con las raíces es cristalina y desolorizada, es tan útil esta función que ha permito desarrollar tecnologías para reemplazar las plantas de tratamiento donde se usan equipos para oxigenar el agua cuyos mantenimientos son costosos y requieren gastos en energía.
    En la sabana se puede observar en el humedal ” La Vaca” detrás de Corabastos, donde el agua del canal de lluvia que alimenta este humedal y que por falta de controles, sus aguas se contaminan de deshechos y aguas domésticas que en forma ilegal conducen a este cauce, volviéndolas pestilentes, gracias a unos diques sobre los cuales se sembraron especies de macrófitas, al pasar las aguas por este filtro, se vuelven cristalinas y sin olores.
    Convirtiendo de esa manera el humedal en una laguna donde ha podido restablecer las especies de plantas, peces y avifauna benéfica y con un cambio impresionante del paisaje.
    Basándose en estas propiedades depurativas una empresa española desarrolló una tecnología que introduce el concepto de poner a flotar las macrófitas, al hacerlo permite que haya una fermentación aeróbiga alrededor de las raíces y en el fondo otra fermentación, es este caso anaeróbiga, la sinérgia que se logra hace que las aguas contaminadas puedan transformarse en aguas cristalinas, sin sedimentos, ni olores. Recomiendo ver estos procesos en el siguiente link http://www.youtube.com/watch?v=5x17Acy9BII

    Respuesta
  • el octubre 2, 2013 a las 10:59 pm
    Permalink

    Información y explicación científica sobre la especie en el Catálogo de plantas invasoras de los humedales de Bogotá.

    Respuesta
  • el octubre 5, 2013 a las 7:54 pm
    Permalink

    Hola amigos de la enea, felicitaciones Daniel por el artículo,sería bueno aclarar que en propiedad ESTA no es la totora(schoenoplectu californicus) es la tipha latifolia o ¿domingensis?,bueno,también agradezco a Alberto Caro,su comentario y el aporte del link.MUy bueno.
    FELICITACIONES HUMEDALES BOGOTÁ. Se les recuuerda…

    Respuesta
  • el septiembre 28, 2016 a las 9:19 am
    Permalink

    Estimados muy importantes sus aportes pero me interesa saber en que pisos térmicos se adaptan estas especies y cual es la diferencia entre la ENEA Y LA TOTORA.
    Me dedico al tema de la fitoremediacion y estoy trabajando con PHRAGMITES, pairos y algunas eliconias.

    Respuesta
  • el mayo 30, 2018 a las 10:56 am
    Permalink

    La Macrofita eneas domiensis es una planta que aporta grandes beneficios a los cuerpos de agua y específicamente a aquellos que reciben aguas residuales, dicha macrofita, cuyas raíces están sumergidas, decantan lixiviados, metales pesados, lodos y además oxigenan el agua prácticamente haciéndola potable, actualmente existe una tecnología española (patentada) que siembra dichas plantas en las PTAR, pero que desafortunadamente no ha encontrado eco en la clase política para desarrollar en los municipios. Esto sin hablar del uso de las hojas en la artesanía como fuente de ingreso.

    Respuesta

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: