Presencia de especies de climas bajos en los humedales de Kennedy, ¿efectos del calentamiento global?

Por: Victoria Cetina, profesional de monitoreo de la Administración de los Humedales de Kennedy.

Toldo macho (Quiscalus lugubris)

Para nadie es un secreto que uno de los problemas ambientales más grandes que enfrentamos los seres vivos del planeta tierra en la actualidad es el calentamiento global. Predicciones recientes de organismos internacionales estiman que el planeta va en un aumento aproximado de 4°C para finales de este siglo.

En respuesta a esto, los animales han venido tomando medidas al respecto; ya que numerosos estudios científicos documentan cambios en los movimientos de varias especies en respuesta al aumento de la temperatura. ¿Será que la presencia cada vez más frecuente de especies de aves de tierras bajas en los humedales de Bogotá se debe a este fenómeno?. Pues el pasado 19 de junio del año en curso durante el monitoreo de seguimiento a la avifauna realizado en el humedal La Vaca, se detectó la presencia de un macho y una hembra de Toldo (Quiscalus lugubris) en el biofiltro del humedal.

Toldo (Quiscalus lugubris).

Toldo hembra (Quiscalus lugubris)

El Toldo es una especie de la familia Icteridae que se caracteriza por presentar una figura estilizada y elegante, los machos se diferencian por su color negro lustroso con tintes azulados; siendo un poco más grandes que las hembras que lucen un plumaje marrón pálido. Ambos sexos presentan ojos amarillos y los juveniles son similares a la hembra.

Suelen verse en parejas o en pequeños grupos. Eligen sitios donde abunde el alimento y brinden alojamiento seguro para congregarse en colonias sedentarias durante todo el año. Con respecto a su dieta, es una especie omnívora que se aprovecha de algunos desechos humanos (basuras), además incluyen algunas frutas, semillas e insectos.

Su rango de elevación alcanza los 850 metros. Se encuentra desde el este de Colombia hasta las Guyanas y norte de Brasil (Hilty, (2003), p.820). Su gran capacidad de adaptabilidad lo convirtió en un oportunista aprovechador de las civilizaciones humanas.

 

¿Pero qué impacto tendrá la presencia de esta y otras especies de aves de otros climas sobre las especies residentes y nativas de nuestros humedales?, habrá que seguir su comportamiento y permanencia en el humedal para poder tener una respuesta más acertada al respecto.

 

Autor: Victoria Cetina,  correo electrónico: viccet16@hotmail.com

Profesional de monitoreo de la Administración de los Humedales de Kennedy. Fundación Alma–EAAB–SDA (convenio de cooperación N°9-07-24300-0626-2012 EAAB-ESP-FUNDACION ALMA).

Deja una respuesta

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: