Pongámonos la camiseta por los humedales

Humedal Córdoba, segundo sector

En estos tiempos de mundial, de Nairo, de Mariana, de Katherine; y de otros tantos que nos hacen sentir orgullosos de ser colombianos, observamos cómo hasta el más impopular de los dirigentes de nuestra clase política se “pone la camiseta” de nuestro país por un momento, así sea por tan sólo un momento.

Pero no quiero referirme en estas líneas a lo que hace o a lo que no hace nuestra clase política. En cambio sí quiero referirme a lo que puede llegar a hacer una comunidad unida, organizada y con iniciativa propia. Con esto hago un llamado a la sensatez, a darle importancia a lo que verdaderamente tiene importancia; y no estoy diciendo que los triunfos y logros de nuestros deportistas no lo sean.

Este comentario parte de un recorrido que tuve la oportunidad de guiar por el Humedal Córdoba a un grupo, de una de las tantas comunidades que quiere rescatar la identidad de nuestros humedales y hacer notar su importancia

Recorrido humedal Córdoba, segundo sector

¿Pero qué tiene que ver una cosa con la otra?

Era la mañana del pasado 28 de junio, día en que la selección colombiana de fútbol derrotó por los octavos de final a su similar de Uruguay. Observé como casi todos los asistentes al recorrido portaban la camiseta de Colombia ese día, fenómeno que se repitió todas las veces que la selección jugó en el mundial recientemente finalizado. En ese instante mencionaba como el caudal ecológico, el cual alimenta los espejos de agua del humedal Córdoba brotó sus primeras gotas el pasado 18 de marzo de 2010 tratando de contrarrestar los efectos nocivos generados por la alta contaminación que ingresa por los canales aferentes: Córdoba, Molinos y Callejas.

Al mencionar que este (el humedal Córdoba) es el único humedal que tiene este respiro, uno de los asistentes tomó la palabra y preguntó: “¿Por qué los demás humedales no tienen esto?”

Humedal Córdoba, segundo sector

Es en este punto en donde se encuentra la estrechísima relación de mi comentario inicial con este hecho particular. Allí les mencioné todo lo que la comunidad aledaña al humedal ha logrado gracias a una acción sencilla que decidieron ejecutar desde finales de los años 90: se pusieron la camiseta por el humedal, hicieron de la defensa del humedal su causa común, el motivo para aunar su esfuerzo y de esta manera hacer valer los Derechos Colectivos y del Ambiente consagrados en nuestra Carta Magna; derechos que todos los ciudadanos colombianos tenemos por el solo hecho de haber nacido en esta patria los cuales podemos y debemos hacer prevalecer sobre otros intereses usando los diferentes mecanismos de participación ciudadana, también consagrados en nuestra Constitución.

Con esto invito a todas las personas que viven en nuestra Bogotá a que se apropien de los humedales de la ciudad, a que se den a sí mismos la oportunidad de conocerlos y de aprender sobre los enormes beneficios que nos proporcionan por el solo hecho de estar ahí sin quererlo, sin pensarlo, solo por ser lo que son… A que literalmente nos pongamos la camiseta por una causa común: los humedales, la defensa de la vida y del derecho a gozar de un ambiente sano.

DIEGO A. RINCÓN. @drincon82
Intérprete Ambiental
JBB – Humedal Córdoba

 

Deja una respuesta

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: