Somos páramo de Guerrero

Páramo de Guerrero

Es importante pensar que el bienestar humano va más allá del crecimiento económico, depende de los bienes de los ecosistemas, es decir, su supervivencia natural tiene un estrecho vínculo con los demás elementos de la existencia.

Para nuestra supervivencia el páramo tiene muchos bienes ecosistémicos, el más importante es retener la neblina y acumular el agua como una esponja, filtrando y administrando su flujo conduciéndola a ríos y quebradas; que lo hace un ecosistema frágil y difícil de restaurar, por la vegetación altamente especializada, que se ha formado por muchos años para retener agua. También es captador de CO2 por las concentraciones de Carbono en el suelo y en la vegetación.

El complejo del Páramo de Guerrero, es un sistema de páramos ubicado al norte de Cundinamarca, entre los 3.200 y 3.780 metros sobre el nivel del mar (msnm), con un área de 39.240 hectáreas (ha); en la actualidad está amenazado por el cambio climático y por las actividades del tipo de “desarrollo” que persigue actualmente la sociedad.

 

Posee una especial significancia regional a pesar que está en una superficie menor a la del PNN Chingaza y con relictos de vegetación muy fragmentados y alterados, alberga más de la mitad de la riqueza de aves, ocho especies endémicas y tres propias de la Cordillera Oriental.

Este corto documental pretende visibilizar algunas situaciones del páramo de Guerrero, la cual es el tercer páramo con más títulos mineros del país, además de las dinámicas de cultivos de papa, lavado de activos y ganadería.

Es resultado de varias conversaciones con los campesinos habitantes del páramo de Guerrero. Es la búsqueda a la pregunta constante sobre la situación de la gestión del agua en la Sabana de Bogotá.

La belleza sin igual del páramo de Guerrero se ve interrumpida por la fragmentación de ecosistemas y la pérdida acelerada de la cobertura vegetal, convirtiendo el páramo en un territorio vulnerable al cambio climático y con graves impactos ambientales; por otro lado las dinámicas de conservación impuestas interrumpen la soberanía de los habitantes, los cuales se sienten en constante amenaza de despojo a las ciudades.

Ellos desean vivir en estos territorios sagrados pero exigen acompañamiento y apoyo económico para transformar sus economías. Son conscientes que la agroecología, el turismo de Conservación, la cosecha de agraz, ají de páramo y valeriana, al igual que procesos serios y permanentes de Educación Ambiental, son salidas para transformar las dinámicas económicas que están perjudicando al páramo de Guerrero.

Se trata de armonizar una cultura con el territorio de agua y de vida.

 

Mayor información:

paramodeguerrero@gmail.com

 

Fotografía:

  • Eduardo Romero

Deja una respuesta

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: