¿Por qué proteger el humedal La Conejera?

“Proteger un pulmón con aire, proteger las venas con agua, proteger los ojos con colores, es proteger el corazón de la vida #HumedalConejeraResiste”

Humedal La Conejera

Durante la historia de Bogotá en las últimas décadas este humedal ubicado en la localidad de suba, se ha encontrado siempre en los ojos de algunos depredadores como las constructoras de infraestructura vial, de vivienda y entes de ordenamiento territorial. Desde hace 20 años la comunidad aledaña al humedal se encuentra protegiéndolo de estos depredadores, sin embargo en este año 2015 se ha intensificado el deterioro ambiental por parte de las constructoras de viviendas así como los múltiples planes viales para la ciudad con la llamada Avenida Longitudinal De Accidente (ALO).

Humedal La Conejera Pato turrio

En este tiempo han ocurrido diferente sucesos en el humedal la conejera lamentablemente una vez más se repite la historia ¿será porque la olvidamos? o ¿porque no nos interesa?. Hace unos pocos días la constructora Praga arrasó con 10 árboles, los nidos de hermosas aves y la historia cultural de muchos años del humedal. Pero eso no es lo más grave, es preocupante la situación de este hermoso sitio que puede apartarnos de este monstruo de ciudad, y es que es preocupante en la medida que estos dos proyectos urbanísticos uno de vivienda y el otro vial, contemplan intereses de mucho sectores del país eso si intereses burócratas y que solo benefician a los mismos de siempre.

Humedal La Conejera

Si estamos en los ojos de estos depredadores que lo único que tienen es dinero ósea son infinitamente pobres, preguntémonos ¿porque proteger el humedal la conejera? ¿Porque luchar por mantener con vida este humedal? La respuesta es muy sencilla, para aquellas personas que disfrutan de la este sitio es simple, es su vida, es su estilo de conectarse con la vida, es el aire que se necesita para sobrevivir en esta ciudad, el humedal es el sitio para pasar con tranquilidad el tiempo, el humedal son los oídos para escuchar cantos milenarios de miles de aves, el humedal es quien clarifica las ideas que a veces son confusas y a diferencia de verlo con ojos depredadores se puede ver con ojos de vida y hasta con ojos de esperanza.

Pero es aún más sencilla para las personas que no lo conocen o que este sitio no hace parte de su estilo de vida, se debe proteger porque es quien regula el caudal de aguas lluvia para ciudad, es el pulmón de este desastre ciudad y es un sitio que perdura en la historia cultural de la ciudad.

Pato canadiense macho Monjita bogotana

Por eso hay quienes protegen el humedal desde diferentes acciones de estos depredadores, y es que la felicidad de ver un sitio como este en la ciudad no tiene precio, poder observar aves como las tinguas, los patos, las garzas, los alcaravanes, los colibrís y casi que todo lo que se mueve es increíble, es realmente hermoso la vegetación, el cuerpo de agua y aun más hermoso la tranquilidad que se puede sentir solo con sentarse un rato contemplar el paisaje, tomar fotos y caminar en familia.

Humedal La Conejera

Hay quien protege este hermoso Humedal La Conejera con acciones muy concretas como actos culturales, caminatas, mingas, desde lo legal, desde las instituciones – eso sí muy pocos-, desde colectivos y fundaciones todos los días. Poco a poco se sigue luchando, para entrar en razón.

Proteger el humedal es protegernos nosotros mismos, es proteger la vida, es proteger la historia, es proteger nuestra cultura muisca. Es necesario seguir protegiendo el humedal sea como sea la acción pero aportar algo a recuperar este sitio, a transformar la historia olvidada y pensar con el corazón.

Autor: Oscar Daniel Pérez Méndez,  twitter: @OscarDPerez26

Galería Fotográfica humedal La Conejera.

 

A %d blogueros les gusta esto: