El chivito de páramo (Oxypogon guerinii), un colibrí endémico y rey de los páramos colombianos

Por: Oswaldo Cortes

Foto 1, laguna de Chisacá

Cuando visitas las lagunas del chisacá en Sumapaz (Foto 1) o la laguna seca en Chingaza, solo observas un ambiente de niebla, paz y verde que son adornados por una planta típica de estos ecosistemas. El Frailejón (Foto 2), llamadas así por su aspecto de frailes (según los historiadores) pero a mi parecer no tienen nada de fraile.

Foto 2, Frailejón

Estos frailejones son el emblema del Páramo, y han vivido cientos de años en este extremo ecosistema frio y lluvioso que en la noche su temperatura llega a bajo cero!!!!…difícil vivir en un lugar así, no creen…?…pero es gracias a estas plantas y a otras como musgos, líquenes y briofitos que muchos de nosotros podemos disfrutar del agua de nuestras ciudades.

Pero para que el frailejón puede seguir persistiendo en este ambiente frio, tiene un ave, un amigo, un colibrí quien liba o chupa de sus flores, para cumplir su papel ecológico en los páramos…LA POLINIZACION!

El Chivito de Paramo el rey de estas tierras altas 3500 y 4000 m de elevación en los andes orientales colombianos, quien por procesos co-evolutivos (relación colibrí-flor), con patas largas, uñas fuertes, alas anchas, plumaje denso y pico corto, adaptaciones para perchar sobre los pétalos de las inflorescencias (especialmente en Asteraceas como el Frailejon ) y que no lo tienen los colibríes de tierras bajas y que a pesar de vivir en un hábitat con poco oxígeno, se las arregla para volar y buscar las flores que son su alimento (Espeletia sp, Senecio spp, Brachyotum strigosum, Macrocarpea glabra, Miconia sp y Cavendishia bracteata) en el reducido hábitat que le estamos dejando…

Foto 3, macho de hivito de páramo

Y como es un chivito, se preguntara….bueno el Macho (foto 3) presenta una cresta blanca con verde y barba blanca, con plumas centrales verdes iridiscente, las hembras (foto 4) por el contrario son más pequeñas y no exhiben cresta ni barba de color verde.

Foto 4, hembra de hivito de páramo

Gracias a este chivito nuestros paramos continúan con su función y dinámica ecológica gracias al servicio de polinización, el bosque se engalana con flores, hay más oxígeno en los bosques, frutos y la vida sigue…..

Cuida la naturaleza, no ensucies, no hagas fogatas, no dañes los frailejones…y cuando veas a un chivito de páramo volando…dale las gracias por permitirte conocer uno de los paisajes mágicos de Colombia….EL PÁRAMO!

Autor: Oswaldo Cortes, oswaldo_aves@yahoo.com, twitter: @oswaldoaves

 

oswaldoaves

Licenciado en Biología, ornitólogo, integrante de la Fundación Humedales Bogotá.

Deja una respuesta

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: