Humedal Bonanza, algo de historia.

Por: Daniel Bernal.

Dentro de la investigación histórica del Humedal Bonanza, una fuente única es el libro llamado: “Breve Historia del barrio La Bonanza” autoría del señor Amadeo Bautista, del cual afortunadamente tengo una copia en mis manos.

La foto de la portada de este artículo es extraída de allí y la información a continuación que nos cuenta algo de la historia del lugar:

De ese precioso lago nos queda hoy una extensa zona verde, cruzada de oriente a occidente por un canal que construyó la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá a principio del año 1985. Esa misma zona en la que desde un principio, desde 1963, se había proyectado la construcción de un Parque Lago, referente que aparece en la mayorías de las escrituras de los predios colindantes; el proyecto de construcción de ese parque se planteó de común acuerdo entre la Compañía Urbanizadora y Constructora y el Distrito, para así preservar ese recurso hídrico que nace o viene de fuentes subterráneas posiblemente del sector donde se encuentra el Campo de Fútbol o la Iglesia, recurso hídrico que pertenece y pertenecerá
al Distrito Capital y por ende a la Nación. (1)

Fotografía aérea 1946 aprox

Fotografía aérea 1946, cuerpo de agua Humedal Bonanza

 

Humedal hermano del de Santa María del Lago

Este predio, que era un pequeño humedal, hermano del de Santa María del Lago, tiene una historia aparte, y fue entregado al Distrito en dos ocasiones, según consta en Actas, lo grave del caso es que esas actas debían o deben, aún es posible, protocolizarse por Escritura Pública, lo que hasta el momento, no se ha hecho. Por este terreno el Distrito ha perdido miles de millones de pesos; y gracias a Dios y a personas que me han colaborado puedo decir que hoy se tienen suficientes pruebas y documentos, que nos van a permitir que el Distrito se ocupe realmente de ese predio y se haga un parque polideportivo, cerrado, en igual forma como se cerró el Parque de Santa María del Lago. Así nos quitamos de una vez por todas de esos dolores de cabeza que nos ocasiona ese sector como factor número uno de inseguridad. (1)

Un paraje perdido

Para los que no tuvieron la dicha de conocer en su plenitud por esas épocas ese precioso lago, un pequeño humedal hermano del de Santa María Lago, vale describirles una mañana de marzo o de noviembre en un humedal de estos: …esos paisajes vivos era como oír, en ese teatro natural, una bella sinfonía aún no escrita; …. el vuelo acompasado de las diferentes clases de aves y el nado rítmico de algunas en las heladas aguas, formaban las notas en un pentagrama imaginario; el canto, el piar y graznar de esta variedad de seres alados, el agua, el aire, los árboles, los pastizales, la luz fuera opaca por el cielo nublado o bellamente clara por un reluciente sol mañanero con un cielo azul limpio de nubes, eran los instrumentos; el auditorio, los testigos mudos de esta maravillosa pieza natural, eran el sol, la luna ya dormida, los astros visibles y de pronto el hombre que casual pasara y que sin entender lo que a sus ojos llegaba, como en éxtasis contemplara el paisaje; las ramas de los árboles, las espigas de trigo y de cebada que paría la madre tierra a su alrededor por esas épocas eran las encargadas de los aplausos. No existía cosa más bella que este teatro natural en la Sabana Bogotana y cuanto lo añoro, al que además se adornaba con el cambio a diferentes colores según el tiempo del germinar de esos frutos, y el brillo con el viento y el sol en un vaivén como de olas de verde intenso, luego
desvaneciendo y después una monumental superficie en movimiento de color dorado, que generaban esos extensos sembrados de trigo y de cebada. Hoy me pregunto para mis adentros, ¿por qué no vivió aquí un Van Gogh para que en lugar de pintar el cuadro de «Los Girasoles» en cambio hubiera pintado para la posteridad un paisaje de estos?. (1)

Fotografía aérea 50s

Fotografía aérea 50s, arriba el humedal Bonanza y debajo el Humedal Santa María del Lago.

 

La Guerra de las Rosas

A ese pequeño lago de La Bonanza, el proyectado para Parque Lago, ya hacia los inicios de la década de los ochenta se le
empezó a estigmatizar, se le acusó de ser un sitio peligroso, porque dizque era cueva de ladrones y botadero de basuras y entonces la Junta de la época se dio a la tarea de recibir tierra de la que fuera para secarlo lentamente. (1)

Con este artículo continuamos con la intención de revivir este ecosistema, sepultado por obras civiles y la ignorancia ambiental del momento, en nuestras mentes y tomar acciones para que no sea sólo un espejismo y una historia más de “Erase una vez un humedal“.

Posdata: Si tienen historias, aportes, fotografías o ideas al respecto todas son bien recibidas.

 

Referencias:

(1) Libro: Breve historia del barrio La Bonanza. Amadeo Bautista.

 

Autor: Daniel Bernal, daniel@humedalesbogota.com, twitter: @danielbernalb

Daniel Bernal

@humedalesbogota @HumedalesCO @LaFeriAmbiental @REtroCDprograma; Ambientalista empírico, Activista cívico; Yoga, Vegetarianismo; Ingeniero Electrónico; Vivo en un humedal.

Deja una respuesta

3 comentarios sobre “Humedal Bonanza, algo de historia.

  • el junio 16, 2016 a las 10:31 am
    Permalink

    una ratificacion de lo q hemos venido perdiendo.
    que area tiene actualmente? y se podria recuperar por sectors?.
    de q aguas se irian alimentando estos sectores?

    Respuesta
    • el junio 30, 2016 a las 9:56 am
      Permalink

      Todo se puede recuperar Rafael, el mejor ejemplo es el humedal La Vaca que paso de estar invadido, seco y casi desaparecido, a un humedal limpio y ejemplo de recuperación. Se requiere de unos vecinos interesados y apropiados del tema que logren cambiar la situación actual. Las aguas pueden ser del alcantarillado de aguas lluvias y además es muy probable que hayan nacimientos de agua allí.

      Respuesta
  • el enero 4, 2017 a las 6:07 pm
    Permalink

    Hola, soy vecino muy cercano a este parque, sería fabuloso que pudiéramos recuperar este espacio y convertirlo en un lugar acogedor, seguro y lleno de naturaleza…. Daniel, apoyo tus buenas intenciones al respecto, ojalá los vecinos del sector pudiéramos unirnos y presionar para que el distrito preste la atención merecida por este espacio natural.
    Cuenta con mi ayuda en lo que pueda ser necesario.

    Respuesta

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: