Tingua albina en el humedal Tibabuyes

Por: Daniel Bernal.

Hace menos de un mes en nuestra salida #CiudadaníaActiva al humedal Tibabuyes o Juan Amarillo, recorriendo el tercio bajo en un espejo de agua lejano avistamos algo muy curioso, un objeto blanco que flotaba entre las tinguas pico amarillo.

Al comienzo pensamos que era una bolsa plástica, pues estábamos a unos 150 metros de distancia, pero luego notamos que nadaba y se acercaba a las tinguas pico amarillo e interactuaba con ellas….¿será una tingua pico amarillo?.

Tingua albina entre tinguas normales

Al fotografiar el ejemplar (con zoom óptico 60X) se comprobó que era una tingua pico amarillo o focha (Fulica americana) que por su coloración blanca indica que presenta de albinismo, luego al investigar y revisar bien las fotos encontré que éste caso corresponde a leucismo.

El leucismo (del griego λευκοσ, leucos, blanco) es una particularidad genética debida a un gen recesivo, que da un color blanco al pelaje o plumaje de las aves (los ojos mantienen su color normal, a diferencia de los albinos). (1)

Tingua albina en primer plano

Si nos fijamos esta tingua presenta leucismo y no albisnismo debido a que sus ojos mantienen el color normal negro y no blanco, el pico también tiene coloración normal y tiene algunas manchas negras en su cabeza.

Las aves que presentan esta aberración producen melanina de manera normal, pero el pigmento no se deposita en las células de las plumas, que debido a ello quedan blancas. El grado de leucismo varía mucho, desde aves que tienen solamente alguna pluma blanca hasta aves con todo el plumaje blanco (igual que en los albinos, las plumas con colores rojos y amarillos, producidos por carotenoides, pueden estar intactas) pero los ojos siempre tienen coloración normal. El pico y las patas, en cambio, pueden estar normalmente coloreados o carecer por completo de color.

El leucismo (indicado frecuentemente por error como “albinismo” o “albinismo parcial”) parece ser la característica de color genéticamente determinada más común en las aves. (1)

Con este caso ya he reportado dos aves con leucismo: un copetón y esta tingua pico amarillo. De vez en cuando logramos reportes curiosos como éste que nos muestran lo diversa y entretenida que puede ser una pajareada.

Copetón albino

Referencias:

  1. http://es.wikipedia.org/wiki/Leucismo.

Autor: Daniel Bernal, daniel@humedalesbogota.com, twitter: @danielbernalb

Daniel Bernal

@humedalesbogota @HumedalesCO @LaFeriAmbiental @REtroCDprograma; Ambientalista empírico, Activista cívico; Yoga, Vegetarianismo; Ingeniero Electrónico; Vivo en un humedal.

Deja una respuesta

2 comentarios sobre “Tingua albina en el humedal Tibabuyes

  • el Octubre 4, 2016 a las 7:23 pm
    Permalink

    Que ojos Daniel, si los ojos de la tingua no fueran de color contrastante, no se habría podido distinguirlos a esa distancia. Felicitaciones.

    Respuesta
  • el Octubre 9, 2016 a las 6:31 pm
    Permalink

    Cada vez que me llega un correo de Humedales, aprendo algo más sobre nuestro entorno bogotano. Gracias por estas informaciones que para mí son valiosas.

    Respuesta

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: