Desconexión en el Humedal Juan Amarillo – Tibabuyes

Por: Jorge Emmanuel Escobar Moreno

El pasado martes 13 de noviembre en la Mesa Distrital de Humedales, con sorpresa el Acueducto de Bogotá anunció que ya iniciaron las obras en el humedal Juan Amarillo – Tibabuyes, el proyecto “Conexión Corredor Ambiental Humedal Juan Amarillo” no concertó con la comunidad y afectarán gravemente el ecosistema.

En este artículo pretendo destacar algunos de los impactos negativos que tendrá este proyecto, sobre el Humedal Juan Amarillo Tibabuyes.

Localización del proyecto:

Se localiza entre las localidades de Suba y Engativá, en el perímetro sur occidental del Humedal Juan Amarillo, al costado nororiental de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales PTAR- El Salitre; se encuentra dentro del límite legal del Parque Ecológico Distrital de Humedal Juan Amarillo, entre el Barrio Quintas de Santa Bárbara-El Cortijo en la Carrera 119 con Calle 90 y el Barrio Santa Cecilia-Lisboa, (Calle 130 x Carrera 156 aproximadamente).

El proyecto contempla varias obras de impacto negativo al ecosistema, entre las que se destacan senderos elevados, puentes, zonas de acceso y miradores.

Después de escuchar a varios ciudadanos, pertenecientes a grupos de veeduría y comunidad aledaña, destaco las siguientes problemáticas del proyecto “Conexión Corredor Ambiental Humedal Juan Amarillo”:

Proyecto conexión Juan Amarillo
Fotos tomadas de la RESOLUCIÓN No. 02767 – Proyecto conexión Juan Amarillo
  1. La obra no es prioritaria, se están invirtiendo grandes sumas de dineros públicos, que bien podrían atender la prioridad de nuestros humedales y ecosistemas acuáticos, como descontaminar sus aguas y mejorar las condiciones para la biodiversidad. Las obras recomendadas a ejecutar son la adecuación hidrogeomorfológica, saneamiento ambiental y restauración ecológica.
  2. La Secretaría Distrital de Ambiente, que en teoría es la autoridad ambiental de Bogotá, durante la administración de “Bogotá Mejor para Todos” en lugar de proteger y velar por nuestros ecosistemas, permite proyectos y obras que atentan contra la vida. Modificando la política de humedales (Decreto 565 de 2017) y Mediante la RESOLUCIÓN No. 02767 la Secretaría de Ambiente permite hacer obras duras, de altísimo impacto en el humedal Tibabuyes.
  3. Tal vez en una de las zonas más contaminadas de Bogotá (Cercanías a la la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales PTAR- El Salitre), se construirán senderos que invitarán a los ciudadanos a “recrearse”. Es una obra de movilidad dentro del Humedal. no contribuye a resolver los problemas de contaminación ambiental, la contaminación atmosférica es demasiado alta, durante muchos años ha recibido toda la carga orgánica de la zona norte de Bogotá.
  4. Render proyecto conexión Juan Amarillo
    Los senderos se construirán dentro del ecosistema: la construcción de senderos se dará en la ronda hidráulica del del humedal Juan Amarillo – Tibabuyes y no en la “ZAMPA”  (zona de manejo y preservación ambiental), como se requiere. Violando la normatividad nacional e internacional con el agravante que es humedal Ramsar.
  5. La obra fragmenta el ecosistema, genera interrupción en el tránsito de la fauna. Esto ocurre cuando un hábitat grande y continuo se reduce y se subdivide en dos o más fragmentos. Tiene dos efectos principales que amenazan la persistencia de las especies, denominados el efecto barrera y el efecto de borde (1)
  6. Dos pilotes proyecto conexión Juan Amarillo
    Las obras planteadas dentro del proyecto son de gran impacto e incluyen umbrales y senderos elevados con pilotes, que requieren el ingreso al humedal de maquinaria pesada de perforación.
  7. Están realizando ahuyentamiento de aves. No se tuvo en cuenta la anidación y la llegada de aves en periodo de migración actual.
  8. El acueducto de Bogotá que es la entidad encargada de la obra, no ha socializado con la comunidad los estudios técnicos pertinentes, desconociendo impactos ambientales en el ecosistema.
  9. El proyecto inicial de diseño se inició con una iniciativa del IDRD, concurso que ganó el proyecto Ecópolis, para realizar en la Ciudadela de Colsubsidio, finalmente es el “parque siete canchas”, los umbrales y pasarela dentro del Humedal Tibabuyes, como la comunidad se ha pronunciado de manera desfavorable, decidieron separar los dos proyectos, donde ninguno de los dos son ambientalmente sostenibles, ni adecuados para el ecosistema.
  10. A Cabildo Muisca de Suba no se le ha consultado. Comunidad que cuenta con reconocimiento del Ministerio del Interior, no es consultada por “no tener asentamiento dentro del Humedal”, según el mismo Ministerio, cuando siempre han estado presentes y tienen asentamiento en la Localidad de Suba.
  11. Existe la preocupación acerca de la disposición de los lodos y sedimentos que quedan después de las excavaciones en el lugar de la obra, la Secretaría de Ambiente, ya autorizó la disposición de los lodos con químicos y sin saneamiento ambiental, solo escurridos, en el Sur de Bogotá. Por lo tanto la comunidad de ese sector ya se manifestó con acciones, por el atropello consecutivo a que están expuestos, por la Administración Distrital. Los lodos son residuos altamente contaminados y que en anteriores obras, han dejado en el humedal, generando graves daños. Se rumora la posibilidad que estos lodos los lleven al sur de la ciudad, donde impactarán a otras comunidades y ecosistemas.
  12. El proyecto planea plantar algunos árboles cerca a los senderos elevados, sin embargo es una decisión que muestra el escaso criterio técnico, proponen introducir en áreas húmedas, árboles que son de ladera, propiciando invasión del vaso hidráulico y posteriormente que las raíces se pudran y mueran los individuos.
  13. La seguridad es otra preocupación de la comunidad, un sendero elevado (Puente peatonal) que conecta a las localidades de Engativá y Suba, en en teoría suena bien, pero se hace encima de un ecosistema y conectando dos zonas con casos conocidos de expendio de droga y violencia.
  14. Para reducir el tema de inseguridad el Acueducto planea incluir alumbrado público, que lejos de ser una solución, aporta otro impacto, principalmente en las aves y fauna nocturna.

Es una obra con serios cuestionamientos y que debería ser suspendida, urge crear una mesa de trabajo, en la que se puedan atender las prioridades del ecosistema y no imponer proyectos y obras que impactan ambientalmente al humedal Juan Amarillo, de lo contrario seguirá siendo otro de los conflictos socio ambientales que ha provocado la Administración de Enrique Peñalosa. A pesar que la Empresa de Acueducto de Bogotá diga que el proyecto es “Legal”, en este artículo he tratado de dejar claro que no es legítimo y demostraremos que tampoco es legal.

Gracias a todos los miembros y asistentes de la Mesa Distrital de Humedales (13/11/2018) que enriquecieron el debate y permitieron sumar argumentos para la protección del Humedal Juan Amarillo – Tibabuyes.

Notas:

  1. Impactos de las carreteras sobre la fauna silvestre y sus principales medidas de manejo, www.eia.edu.co.

 

Jorge Emmanuel Escobar Moreno

Director de la Fundación Humedales Bogotá Fundador de www.humedalesbogota.com Email: jorge@humedalesbogota.com Twitter: @pezcapitan

Deja una respuesta

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: